21 de Diciembre, 2007


Julio Bocca se despedirá mañana en el Obelisco

Publicado en General el 21 de Diciembre, 2007, 9:35 por culturartespectaculos2007@yahoo.com.ar

CulturArtEspect�culos

PRESENTA

Registrate gratis
¡Ésta es tu oportunidad!

Llega el día más pensado

Como lo planeó, Bocca se despedirá mañana en el Obelisco

El artista le dirá adiós a la danza enla 9 de Julio y Corrientes. Gratis y al aire libre, una modalidad que hizo propia en su cruzada por popularizar el ballet

"Allá voy... Tengo pensado el año, el día y hasta la hora de mi retiro. Sé que después me espera la vida. Tengo tanto para aprender... Y ya estoy aprendiendo", escribió Julio Bocca hace 12 años, cuando se editó la autobiografía que firmó junto con Rodolfo Braceli: Yo, príncipe y mendigo . El plan de bailar por última vez a los 40 años, de "jubilarse" en la cima de su incomparable carrera, hace rato que se configura al detalle en la cabeza, en los sueños del bailarín argentino más importante. Así que la celebración popular de la danza que mañana, a las 21, comenzará en el Obelisco, encontrará por última vez al artista con sus fans. Que la despedida sea merecida, grande e inolvidable, es el deseo de él y de ellos.

Así, el extenso Ultimo Tour: Adiós, que comenzó a principios de este año, giró por el mundo y alcanzó todo el país, se detendrá en una fecha que quedará registrada como un acontecimiento en los libros: 22 de diciembre de 2007. Después vendrán los días de descanso y un viaje a la Antártida, entre otras actividades que también desde hace tiempo Bocca anota en la lista del día después. Más tarde todavía, aunque no se sabe cuándo, con asombro y expectativa revelará un secreto grande: cuáles serán sus nuevas metas... Pero si hasta sus más cercanos colaboradores desconfían -quizá como manifestación de deseo- de que este punto sea el del final. "Acordate que este chico va a volver -nos dijo Ana María Stekelman, hace unos meses-. Alguna patraña va a hacer, pero lo conozco, va a volver."

Así como el corazón, mirando al Sur, el escenario se montará en la ancha 9 de Julio a la altura de su cruce con la avenida Corrientes -de la que se despidió con creces con 28 funciones en el Opera-, aunque seguramente la platea callejera se extenderá más allá de la Avenida de Mayo, donde estará plantada la última de las pantallas dispuestas para acercar el escenario a la multitud. La ocasión no dejará detalle librado al azar. "Se hicieron estudios de visuales para que el escenario, que está levantado a tres metros del piso, se vea hasta a 250 metros. Además habrá un gran despliegue de audio y video, y los que quieran seguir de cerca al artista podrán acercarse hasta a diez metros. Siguiendo la filosofía de Julio de favorecer al público, se lateralizaron los puestos de control, de manera que no habrá mangrullos en la línea del escenario", reveló Alfio Salvataro, consultor escenotécnico especializado en espectáculos, a cargo del montaje. Entre otras precisiones numéricas, el arquitecto describió que el espacio artístico se dividirá en dos niveles, ya que las orquestas estarán ubicadas en una plataforma elevada del mismo escenario, cuya embocadura tiene diez metros.

Clásicos, tangos y canciones

Desde que, a los 18 años, Bocca alcanzó su sueño en Moscú -la medalla de oro del certamen internacional, en el Bolshoi- y su fama se disparó, resumir su trayectoria y el repertorio que hizo en su carrera versátil -además de brillante, por supuesto- no es tarea sencilla. Sin embargo, el programa que se desgranará mañana, entre las 21 y las 22.45, en 22 actos (¡sí, veintidós!), resuelve en buena parte la idea de revisar sus glorias. Estará, por supuesto, el Don Quijote aquel que bailó con Raquel Rosseti en el concurso ruso (es imperdible el vívido relato de aquella ocasión, con video documental de la caída que no empañó a Bocca, disponible en la web de adn CULTURA), que interpretará por última vez con la talentosísima bailarina española Tamara Rojo. Y el pas de deux del "Cisne negro". Y el pas de trois de El corsario , entre otros clásicos que se alternarán con canciones populares como "Tonada del viejo amor", en la voz de Mercedes Sosa, "Balada para un loco", en versión en vivo de La Mona Jiménez, "The Man I Love", por Sandra Mihanovich, y un cierre personal con "A mi manera", interpretada por Diego Torres.

Cuando las 320 luces de la última noche se apaguen, Julio seguirá bailando toda la noche sin dormir en una fiesta con amigos en la confitería La Ideal. Entonces se iluminará la mañana del día después para el chico de Munro que al año y medio trepó a un escenario, el que desertó de la escuela secundaria por seguir su pasión, al que Baryshnikov "fichó" para el ABT, el que bailó para la realeza y para las multitudes, el que será definitivamente recordado entre las máximas figuras de la historia de la danza.



30 x 30

En metros, son las medidas de frente y profundidad que ocupará el escenario, sobre una superficie total de 900 metros cuadrados. El área escénica, destinada a los artistas, será de 22 x 20 metros.

700

Es la cantidad de metros que, por el ancho de la avenida 9 de Julio, será ocupada por el público.

250 y 70

Son las luces, estáticas y móviles, respectivamente, que componen la importante puesta lumínica.

5 pantallas

De 7 x 5 metros, se ubicarán desde Corrientes hasta la Avenida de Mayo.

22 actos

Desde El corsario hasta la coreografía de "A mi manera", que integra Nine Sinatra Songs , se presentará más de una veintena de obras.

400.000

Es la cantidad de espectadores que los responsables del montaje estiman que concurrirá mañana a saludar al artista.

Invitados de honor a la fiesta popular

Si alguna vez existió esa rivalidad que, según los propios protagonistas, es infundada, cuando mañana comience la fiesta popular de la danza en el Obelisco se despejará hasta la más mínima duda. Maximiliano Guerra será el primero de los invitados en salir a escena para bailar con Julio Bocca y Eleonora Cassano -ella tendrá otras tres participaciones-. A partir de ese momento, se sucederán las actuaciones de importantes nombres, como el Ballet Argentino creado por el propio Bocca, Cecilia Figaredo, Hernán Piquín y la compañía Tangokinesis. Del exterior viajaron especialmente Nina Ananiashvili y José Carreño (figuras principales del American Ballet), Manuel Legris ( etoile de la Opera de París) y Tamara Rojo (del Royal Ballet). Y habrá más. El objetivo de popularizar el ballet que Bocca afiló durante años quedará además expuesto en las voces de Diego Torres, La Mona Jiménez y Sandra Mihanovich.

Increibles Regalos Para Navidad 2007/2008

PRESENTO

CulturArtEspect�culos