3 de Diciembre, 2007


Arte para cuidar las flores

Publicado en General el 3 de Diciembre, 2007, 12:29 por culturartespectaculos2007@yahoo.com.ar

CulturArtEspect�culos

PRESENTA

Arte para cuidar las flores

Desde el miércoles, muestra en el Botánico

El jacarandá alza su copa alilada cerca de la casona del Botánico, restaurada hace poco, y así va a estar presumiblemente el miércoles, cuando Cristina Coroleu y las 14 alumnas de su taller porteño inauguren ahí la muestra de acuarelas Flores nativas. Proyecto samohú .

Samohú significa árbol algodonero, y es un nombre aborigen para el palo borracho. "Nuestro proyecto consiste en promover la pintura de la flora nativa como forma de protegerla de la depredación y los drásticos cambios climáticos que se avecinan. Los pintores trabajan, en distintas partes del país, revalorizando lo propio e intentando, a través de la pintura, difundirlo y cuidarlo", aclara Coroleu, que organiza talleres de pintura y dicta cursos de floración nativa en distintas provincias.

¿Las especies más amenazadas? "Casi todas, por el desconocimiento que hay de ellas: el ombusillo, el sarandí colorado, el palo rosa en Misiones, el palo santo en Formosa, todo lo que se tala en las yungas está en peligro."

Cuando Coroleu era chica, su padre, el agrónomo Alberto Coroleu, le enseñó a reconocer los árboles, y su madre, Lola de Paul, la llevó a una de las primeras escuelas en las que se desarrollaba la educación por el arte. Después estudió antropología en Córdoba, y artes gráficas y diseño en Europa...

Ahora, pinta sus flores "en pocos trazos, flotando en el aire del papel, puestas en los cielos luminosos, intensos, leves, insinuando el contorno apenas, o densas en su lecho de hojas". Después de 10 años dedicada a la flora nacional y 20 de trabajo continuo, Coroleu se define como pintora estacional, que trabaja y enseña en su taller de Colegiales.

Admiradora de Carlos Thays, dice de él cosas como éstas: "Hace más de un siglo seleccionó especies autóctonas y diseñó una parquización de Buenos Aires que las valoriza. Benito Carrasco y la familia Thays fueron los continuadores de su obra; yo los llamo guardianes del paisaje. Esas flores siguen acompañándonos en un espacio bello, humano y a la vista de todos. Era un científico, un investigador, un botánico, pero para mí, un poeta por sobre todas las cosas".

Hasta el 16 de diciembre, en Santa Fe 3951.

SI TIENES PRODUCTOS O SERVICIOS PARA OFRECER ARMA TU SITIO EN FORMA GRATUITA
Vende Tus Productos En Internet - Obtén Tu Propia Tienda En Línea GRATIS
GANA COMISIONES OFRECIENDO NUESTROS SERVICIOS SIN INVERSION
Ayúdales a otros a encontrar redtienda y gana buenas comisiones - Haz un click aquí para aprender sobre el programa de asociados de redtienda
Realizado por:
Lázaro Sergio Kowiensky