El Chaqueño Palavecino hará cinco Gran Rex

Publicado en General el 28 de Noviembre, 2007, 12:47 por culturartespectaculos2007@yahoo.com.ar

CulturArtEspect�culos

PRESENTA

Se necesitan Distribuidores Para Ofrecer Ofertas de Cartuchos Para las Fiestas.

El Chaqueño Palavecino hará cinco Gran Rex

Nacido y criado en el monte

Presentará Chaco escondido... Yo soy de allá, su nuevo CD

 

El cantor de los montes en Buenos Aires

Oscar Esperanza Palavecino nació el 19 de diciembre de 1959 en Rancho Ñato, un paraje metido en el impenetrable monte del chaco salteño, en el que confluyen el límite tripartito de Argentina, Paraguay y Bolivia. De esa región en la que conviven comunidades originarias y criollos, surgió ese cantor vestido de gaucho -la mayor parte del tiempo-, que camina con prestancia por el lobby del Hotel Panamericano. La imagen del salteño llama la atención de los turistas y capta el entusiasmo del personal, que no lo deja ir hasta sacarse la foto del recuerdo.

El Chaqueño Palavecino está de punta en blanco: anillos de oro, pañuelo al cuello planchado, perfumado y vestido como para un desfile de gauchos a caballo. El salteño está preparado para asistir al programa Almorzando con Mirtha Legrand , como parte de la promoción de sus cinco conciertos, que realizará a partir de mañana, en el teatro Gran Rex, donde presentará Chaco escondido.... Yo soy de allá. "Andamos bien de rating en todos lados [risas]. Pero todo ha sido al revés en mi vida. Es como que llegué tarde a Buenos Aires -confiesa el Chaqueño-. El hecho de que mis comienzos fueran en el Norte postergaron muchos años mi venida. El poco tiempo que estábamos cuando veníamos hacíamos un poco de prensa, pero no nos daban mucha bolilla. Sin darnos cuenta, lo de uno ha crecido mucho y de ahí vinieron las posibilidades de los grandes medios, estar con Susana Giménez y con Mirtha Legrand. Pero en el interior es muy distinto, vos vas a una FM de pueblo y los conciertos se llenan. No hace falta hacer promoción."

Toda la escena ocurre muy lejos de su Rancho Ñato, que homenajea en su último disco, donde hondeaba loros, jugaba con las cabras y corría libre por el monte. La sala está llena de arañas con caireles y vajilla de lujo. Es raro el destino, según el Chaqueño. "Siempre pienso. ¿Qué hubiera sido de mí si me hubiera quedado en el Rancho Ñato, a cuidar cabras, en el monte? Es increíble dónde me ha llevado la vida. Como muchos criollos salí de nuestro lugar para buscar un porvenir, para buscarme el pan. Ahora estoy por cumplir veinte años con lo mío como solista. Pero anteriormente tengo cuatro años de andar cantando con un grupito. La cosa siempre ha sido en alza, el último disco, de entrada nomás, es disco de platino y no hay ninguno que no haya vendido bien. Dios dirá cómo sigue el asunto."

-Este disco nombra mucho tu lugar de la infancia. ¿Es una vuelta a tus orígenes?

-Siempre le hemos cantado al pago. Lo que pasa que la música de donde vengo es muy regional, es totalmente distinta la parte del Chaco del resto de Salta. La música nuestra es del llano, el monte, y tiene ese sentimiento, esa forma de cantarla. Pero al avanzar camino en la música fuimos ampliando el repertorio, porque mi público ya no era sólo de esa región. Sin desvirtuar ni perder lo mío, fuimos sumando otras canciones y otros poetas. Pero volver al pago siempre vuelvo.

- ¿Cómo describirías la música de tu lugar?

-Siempre digo que los semitonos los dejamos para el pueblo; se canta mayormente con las notas mayores. El lugareño es así y tiene las dos emociones, las alegrías y las tristezas mezcladas cuando canta. Las costumbres nuestras son así. Por ahí acompañas una procesión y tiras cohetes, o alguien sale a bailar una zamba de la zona y le produce una melancolía, pero a la vez le produce alegría encontrar a alguien para bailar. En cuanto a la música, la melodía nuestra se resume en la chacarera y las bagualas, en el sonido del violín y el bombo. Fijate que el violín es europeo y el bombo, bien autóctono, pero allá conviven. El criollo violinero toca bien agudo y con las dos primeras cuerdas nomás. Y el bombo se toca menos grave. Es como un grito nuestra música. Allá, si sos cantor, tenés que llegar solito a un La, un Re, porque si cantás bajito no va. Es así la zona.

-¿ Esa forma de cantar cambió con los años?

-Si te metes al monte vas a encontrar esos violineros, esa forma de cantar ancestral. Ahora, por las comunicaciones, las cosas cambiaron. Antes sólo se escuchaba Radio El Mundo. Yo la escuchaba de mi abuelo a lo "lejoooos". Pero en este momento hay tres FM, una te pasa cumbia, otra folklore y otra música internacional. El chico que ahora sale del monte es muy distinto del de mi época cuando iba por primera vez al pueblo.

-¿Te acordás de cómo fue esa primera experiencia para vos?

-Fue muy fuerte, porque yo pensaba que el único mundo que existía era el monte, las cabras, hondear loros, y cuando conocí el asfalto me shockeó. Fue todo un cambio para mí. Tartagal era un monstruo para un chico que tenía doce años, como yo. Te asustas un poco. Lo mismo cuando uno llega por primera vez a Buenos Aires.

En este disco, ese regreso a los orígenes aparece en el sonido de las canciones, donde retrata ese paisaje solitario con ranchos de adobe y un entorno natural y rústico, que le dio esa voz temperamental. "Es un disco muy folklórico, con letras y melodías de la zona, y también está todo lo que he aprendido en este tiempo. Porque todo este camino es una escuela donde uno va aprendiendo, pero sin descuidar lo de uno y sin olvidarse del lugar de donde uno viene."

La identidad de este cantor salteño, que se transformó en una suerte de embajador de su región, es parte imprescindible de su propuesta folklórica. "En la foto de tapa quería mostrar de dónde soy y hasta dónde llegué. Es como un repaso de mi vida, y mi intención era mostrar toda mi realidad. Por eso aparecen las fotos de la casa de mi tío donde crecí hasta los 12 años y ese pozo del que criollos y aborígenes sacábamos agua, y que todavía se sigue usando", dice el músico que hace poco creó la Fundación Rancho Ñato.

En esa zona sensible producto del desmonte indiscriminado y los problemas de tierras que tienen los aborígenes, el cantor habría sido acusado de ser beneficiario de una entrega de tierras fiscales en Tartagal. Recientemente acaba de ganar el juicio por calumnias que le inició al periodista salteño que escribió esa investigación. "Han dicho que soy dueño de dos barrios y nada que ver", se defiende.

-¿Pero te compraste algo en la zona?

-No tengo nada ahí. Tengo un lugarcito donde yo nací y donde está mi tío. Esa es mi sangre, vengo de ese lugar.



De sus pagos

  • Shows: el cantante presentará las canciones de su nuevo disco en el teatro Gran Rex (Corrientes 857), con cinco conciertos. Mañana, pasado mañana y el sábado, a las 21.30. Domingo 2 y lunes 3 de diciembre, a las 20.



  • Nuevo disco: En Chaco escondido... Yo soy de allá , el cantor incursiona en chacareras, zambas y canciones de su región, como "Semilla de pueblo", "Chaco escondido", "Soy dueño" y "Volver a nacer en Salta", entre otras.



  • Estética: el arte de su nuevo CD remite a su pago natal de Rancho Ñato, en la triple frontera de Argentina, Paraguay y Bolivia.

 

PRESENTO

CulturArtEspect�culos